18 de abril de 2014

About Me



 Estos últimos meses de mi vida han transcurridos entre trabajo que odio, pero que pagan mis cuentas; viajes maravillosos a ciudades y lugares que hacen que mi corazón se acelere, relaciones tóxicas con otros y conmigo. No sé si necesite una exfoliación de actitud, pero lo que sí es seguro es que he perdido mi tiempo en cosas que no debo, que quiero pero que no tengo. He estado en la cima para luego caer, he llorado, he reído, he vivido, he amado and love is everything (¡!!!!!). 

Había perdido un poco el interés y la pasión por este medio -ya se los había comentado antes-.  A veces, las cosas toman un giro y ya no te sientes cómoda con lo que haces y creo que es uno de los lujos que se puede dar la juventud moderna. Tuve que volver a revisarme y a preguntarme por qué inicié este proyecto. La respuesta sigue siendo la misma: mi necesidad de comunicar y conectar. 

Entonces el problema era yo. Ya no me siento la misma persona que cuando comencé el blog. Mi entorno y mi mundo (interior-exterior) han cambiado, así que supongo: ¡es hora de plasmar algo de eso aquí!, de mostrarme como soy sin tantas presentaciones o excusas de por medio, things are gonna get real! (un requisito fundamental en tiempos de caos) 

No voy a salvar vidas, estemos claros, pero tengo la firme creencia que la felicidad proviene de hacer las cosas que amamos y quiero más de eso en mi nueva etapa. En este preciso momento estoy en ese "state of mind" y me siento con ganas de compartilo. 

Lo único que me queda por decir, es… stay tuned que vienen cosas buenas rodando por el camino.


"La discreción confiere fuerza. Lo mismo el anonimato. Uno debe permanecer solo a sí mismo". --- Phoebe Philo